Meme-Marketing


Santa Wikipedia define al meme como "una idea, concepto, situación, expresión o pensamiento, manifestado en cualquier tipo de medio virtual, cómic, vídeo, audio, textos, imágenes y todo tipo de medio virtual, comic, video, audio, textos, imagenes y todo tipo de construccion multimedia, que se replica mediante internet de persona a persona hasta alcanzar una amplia difusion ". Si analizamos en detalle la definicion, vemos que tiene ingredientes esenciales que lo hacen compatible con la logica publicitaria: un mensaje relacionado a la actualidad + un soporte atractivo.

Pasa algo y salen los memes. Esta secuencia ya forma parte de nuestra cotidianidad. Y así, ni lerdos ni perezosos, el mundillo de las industrias creativas ha prestado atención y hoy en día tienen muchos usos en las comunicaciones comerciales. Pero antes, entremos un poco en contexto. Santa Wikipedia define al meme como \'una idea, concepto, situación, expresión o pensamiento, manifestado en cualquier tipo de medio virtual, cómic, vídeo, audio, textos, imágenes y todo tipo de construcción multimedia, que se replica mediante internet de persona a persona hasta alcanzar una amplia difusión\'. Si analizamos en detalle la definición, vemos que tiene ingredientes esenciales que lo hacen compatible con la lógica publicitaria: un mensaje relacionado a la actualidad + un soporte atractivo. Igualmente, más allá de ser un combo, lo más importante es ese superpoder apreciadísimo que es su capacidad de propagación masiva: tomar un meme de actualidad, pensar un mensaje estratégico que quieras difundir sobre tu marca y conjugar ambos elementos es una fórmula muy poderosa que, bien ejecutada, asegura éxitos a veces impensados. Esto se debe en parte a dos características que tenemos las personas como seres sociales: la interpelación que hace de nosotros la actualidad y nuestra necesidad de emitir opiniones sobre la misma. Si bien las nuevas generaciones han dejado de leer los diarios o informarse a la manera tradicional, los memes han logrado saltar esa barrera, ya que llegan sin que sepamos de donde vienen y nos ponen al día sobre lo que se está hablando. Y ahí entra el segundo mecanismo: en muchos casos, se activa una especie de competitividad entre quién tiene los mejores memes o, en el caso de aquellos que los elaboran, cuál es el más creativo. Por todo esto, muchas marcas están empezando a implementarlos en sus estrategias de comunicación, al punto tal de en ocasiones dejar de lado la seriedad en pos de abarcar un público más amplio, motivados por los resultados casi asegurados que reportan. ¿Y vos? ¿Ya probaste esta estrategia en tu marca? Demoras.
Autor: Lic. Diego Jiménez Bossi - Comunicador Profesional